La primera edición de Falling Walls Lab Argentina se llevó a cabo el 16 de agosto en el Centro Cultural de la Ciencia (C3), en la ciudad de Buenos Aires. Participaron más de treinta innovadores/as de diversas disciplinas y distintos puntos del país, que presentaron proyectos para superar los desafíos de la contaminación ambiental, la discriminación y otros conflictos sociales, promover la producción de energías alternativas y estimular el desarrollo de nuevas tecnologías.

Los primeros tres puestos fueron para:

1° Valentina Avetta, de la Universidad de Entre Ríos, con “Breaking the Walls of Temperatura-Sensitive Medication Control”

2° Diego López Yse,  de la Universidad Tecnológica Nacional con “Breaking the Walls of Digital Gaps”

3° Luciana Yattah, de la Universidad Nacional del Litoral, con “Breaking the Walls of PTSD (Posttraumatic stress disorder)”

Valentina Avetta, la primera finalista argentina en Berlín

Valentina Avetta es estudiante de Bioingeniería de la Universidad de Entre Ríos. Obtuvo el primer puesto con un proyecto para desarrollar un sensor termocrómico que indica cuándo la insulina se ha vuelto defectuosa: esta tecnología cuenta con la ventaja de que su producción es económica y a la vez muy sencilla. Valentina demostró que una idea 'simple', al alcance de la mano, puede ayudar a cambiar el mundo. Para inspirarte, te invitamos a ver la presentación de Valentina en Berlín y a leer su testimonio... ¡Felicitaiones, Valentina, y muchas gracias por representarnos/as en la final!

Conocí Falling Walls Lab Argentina a través de una red social, me inscribí y fui a Buenos Aires a exponer mi proyecto con muy pocas expectativas. En el evento escuché ideas muy interesantes, aprendí un montón. Y además de eso me sorprendí con que eligieron mi proyecto para presentarlo en la final de Falling Walls en Berlín, Alemania.
Todo fue increíble desde que llegué a Berlín. Junto con los finalistas de todo el mundo, el primer día recibimos en la Embajada de Canadá, una clase de coaching con consejos y actividades dinámicas sobre como hacer presentaciones efectivas. También tuvimos la oportunidad de debatir distintos temas sobre publicaciones científicas con editores de la prestigiosa revista Nature.
El día siguiente realizamos una excursión brindada por "Research in Germany" donde fui al instituto de materiales Bundesanstalt für Materialforschung und -prüfung (BAM) y a la universidad Freie Universität Berlin.
El tercer día fue la gran final de Falling Walls Lab en el museo Futurium, un lugar realmente muy increíble. Allí expusimos los 100 finalistas de 63 países, nuestros proyectos en 3 minutos. Al final del día dieron los ganadores y luego nos llevaron a una cena en el museo de ciencias naturales, donde pudimos interactuar con representantes de grandes empresas e instituciones. Al día siguiente se llevo a cabo Falling Walls Conference un evento con más de 700 personas, donde asistieron incluso premios Nobel. Allí hablaron distintos investigadores sobre temas como por ejemplo el cambio climático, agujeros negros, neuroprótesis, entre otros.
Lo que más me sorprendió de Falling Walls Labs es que en ningún momento se sintió clima de competencia, la mayoría teníamos muchas ganas de aprender y conocernos entre nosotros. Conocí gente muy interesante, y aprendí mucho sobre cultura y distintas formas de ver y pensar la ciencia y la investigación.
Me traigo a Argentina un montón de nuevas ideas con muchas ganas de aplicar y contactos para fortalecer. Falling Walls fue una de las experiencias más enriquecedoras que viví. 

Valentina Avetta, 15.11.2019

Aquí algunas postales de FWL Argentina 2019